Patricia Romero | Hola y bienvenidos
21671
single,single-post,postid-21671,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,no_animation_on_touch,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Hola y bienvenidos

p-art-week-2014-malmo-blau-kunsthaus-identity-1024x799

Hola y bienvenidos

Un post. Uno de bienvenida. De recién llegada mejor pero, ¿qué diantres es un post? –me pregunto. ¿Va de cartas? –Esto dista mucho de parecerse a una carta con un remitente particular.

Si lo importante de la redacción de un post son las formas, yo no me siento nada en forma. De poco sirve que esté sola aporreando el teclado porque estoy escribiendo un endemoniado post que le llegará a un puñado de lectores que, para colmo, no son anónimos sino que sois vosotros, MIS vosotros.

Si nos olvidamos de las formas y dejo de pensar –pensar demasiado y como un torbellino sin control- centrándome en el contenido, tal vez descubra que este post y las entradas o artículos que estén por llenar este espacio voluntariamente compartido con vosotros esté hecho de la misma materia con la que se confeccionan los sueños. Sueño con escribir y que os agrade lo que escriba. Una vez y otra vez y otra más. Que os entretenga, que os emocione, que os haga pensar, que os consuele y os relaje. Que queráis leer mis cuentos a vuestros hijos. ¿Ambicioso, verdad?

Puede que quede en simple intento. Pero también puede suceder que encuentre la verdadera razón por la que compro cuadernos y bolígrafos casi compulsivamente y desde siempre y acabe escribiendo de una vez por todas y sin excusas.

Todos aquellos que día a día sumáis mi inventario nocturno previo al sueño y que, durante años venís acompañando mi locura; los que acabáis de llegar, también aquellos a los que las circunstancias o la voluntad os han apartado, e incluso los que estáis en las estrellas, -vosotros- estáis todos invitados a pasear por este salón de pasos perdidos por el que deambularán mis ideas, historias y emociones. Habrá invitados, por supuesto.

Gracias Laura; impensable que yo hoy me sienta casi escritora sin tu empuje y conocimiento. Gracias Juan C, por enseñarme la metáfora del cambio…y a tantos y tantos otros –gracias- resumidos para evitar que sea la lista sea absurda.

Pero este sí, gracias eternas a MAS que siempre será más porque, desde cerca y en presente, me ayuda con suma paciencia a concebir mis sueños, con los pies en la tierra.

Os invito a pasear entre mis textos, mis historias, mis desvelos.

Pasad. Gracias por venir.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.